¿Quién dijo saqueos? Los casos de psicosis colectiva a través del tiempo

por Claudia García

Para generar una situación de pánico sólo hace falta un desencadenante. Por ejemplo, el actual gasolinazo y sus consecuencias: los saqueos. Esto significó una pérdida económica significativa de 370 comercios, alterando la seguridad en cuestión de horas y creando un caos generalizado.

La desinformación sólo genera mayor desinformación y esto en su mayoría –actualmente– es causado por los usuarios en las redes sociales; puede ser producida por bots, que son usuarios fantasma y responsables de viralizar información falsa.

Si la gente no lee la información ni la corrobora y sólo la comparte, los rumores se expanden y la histeria comienza.

Para evitar este tipo de situaciones, este artículo sobre la información falsa en Facebook te dará un panorama claro de cuáles son tus derechos y responsabilidades en el  acceso a la información.

Lo que está pasando con la desinformación en México no es nuevo, a continuación te mostramos los cinco casos más raros de histeria colectiva en la historia de la humanidad.

La epidemia de risa en Tanzania

risa

El 30 de enero de 1962, tres jóvenes que asistían a la escuela misionera de Kashasha, en los bordes de la actual Tanzania, comenzaron a reír. Las carcajadas, nerviosas y estridentes, se contagiaron entre el resto de las niñas. La escuela tuvo que cerrar en marzo a causa de las risas histéricas que hacían imposible la enseñanza.

En Nshamba, unas 200 personas se vieron afectadas por la epidemia. La histeria siguió extendiéndose por todo el distrito de Bukoba, en pueblos como Ramashenye o Kanyangereka. Quien comenzaba a reír o llorar no podía hacer otra cosa, causando dolor, desmayos, problemas respiratorios, erupciones cutáneas y hasta ataques de llanto. Hasta ahora se desconoce el origen de este extraño suceso.

La tragedia del Cine Oberdan

cine

El fuego nunca existió pero las consecuencias de la histeria mataron a 31 personas, de los cuales 30 eran niños. La historia aconteció en São Paulo en abril de 1938, cuando el pánico se apoderó de una de las salas del Cine Oberdan por un grito de fuego, pues la película que proyectaban tenía una escena en el que dos aviones chocan.

Sin embargo, la versión oficial de la policía, confirmada con pruebas posteriores, dice que un niño sintió un fuerte dolor de estómago durante la película y decidió ir al baño solo. Como las luces estaban apagadas,  se hizo de una antorcha para visualizar el lugar. Alguien vio el fuego y gritó, esparciendo el pánico por todo el lugar.

La guerra de los mundos

guerra

En 1938, una adaptación de La guerra de los mundos fue transmitida por la radio, narrada por Orson Welles; esto en medio de la tensión de los momentos que antecedieron a la Segunda Guerra Mundial. Algunos escuchas no sabían que se trataba de una historia leída de ficción y al encender la radio, creyeron que se trataba de un boletín de noticias.

La ficción se volvió realidad porque en cuestión de horas, miles de personas salieron a las calles de Nueva York y Nueva Jersey en estado de pánico porque la supuesta guerra había comenzado. A la policía le tomó horas aclarar la confusión que se volvió noticia en todo el mundo.

La danza de la muerte

danza

En 1518, un caso de histeria de danza incontrolable surgió en Estrasburgo, Francia. Fao Troffea, un residente de la región, comenzó a bailar en la calle, aparentemente sin ninguna razón y sin ninguna música tocando. Sus fervientes pasos duraron entre cuatro y seis días sin interrupción.

En una semana, 34 personas se habían sumado a la danza y en menos de un mes ya había más de 400 personas bailando frenéticamente en las calles. La mayoría murieron de agotamiento, ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

Encuentra más casos de histeria colectiva en MarcianosMx.